Teléfono:+34 971 26 42 82
  • Sabañones

    El sabañón es una lesión que se manifiesta con un enrojecimiento e inflamación de una zona del cuerpo que provoca dolor y que tiene como causante el frío y la mala circulación. En los casos más graves, los sabañones pueden desembocar en ampollas o heridas. Por lo general, los sabañones desaparecen antes de una semana.

    Los sabañones, que también se conocen como eritema pernio, pueden causar picazón, manchas rojas, hinchazón y ampollas en las manos y los pies.

    El frío es el principal responsable de la aparición de los sabañones ya que hace que la circulación no sea buena y una mala circulación es el detonante final que los provoca. En cualquier caso, las terminaciones sanguíneas en algunas zonas, como pies u orejas, son tan pequeñas que también pueden aparecer aunque no se tengan problemas circulatorios.

    El mejor enfoque para tratar los sabañones es limitar la exposición al frío, vestirse con ropa abrigada y cubrir la piel expuesta para evitar que aparezcan.

    Casos que favorecen su aparición:

    • Ropa ajustada o que deja expuesta la piel al frío.
    • El medio ambiente y la estación. Con ello nos referimos a las estaciones más frías del año
    • Mala circulación. Las personas con mala circulación tienden a ser más sensibles a los cambios de temperatura, lo que las vuelve más propensas a tener sabañones.

    Prevención de los sabañones:

    • Utilizar ropa aislante del frío. El frío es el principal causante de los sabañones con lo que si utilizamos ropa aislante del frío sobre todo en las zonas más sensibles (manos, pies y orejas) reduciremos las posibilidades sufrir un sabañón.
    • Evitar los contrastes fuertes frío-calor. Evitar por ejemplo, en el caso de los pies, tenerlos durante un largo periodo de tiempo delante de una fuente de calor como pueda ser un brasero para posteriormente salir a la calle.
    • Hidratar los pies. La circulación de la sangre será mejor en un pie hidratado y un pie con una buena circulación será menos propenso a sufrir sabañones.
    • Masajear los pies para favorecer la circulación.

     

    Por lo general, los sabañones mejoran por sí solos, pero hay ciertos gestos que harán que mejoren con mayor rapidez:

    • No aplicar calor ni poner los pies en baños calientes, no va a solucionar nada y podría empeorar el problema.
    • Frotar los pies con lana, nos va a proporcionar calor y activará la circulación sanguínea.
    • Aplicar cremas con vitamina F y ácidos grasos activadoras de la circulación.
    • Proteger los pies de los roces para evitar el dolor. También evitar los contrastes frío-calor.

     

    Si tienes diabetes o mala circulación, es posible que la curación se vea afectada.

     

    Fuente:www.icopcv.org/entrada_podologia/que-puedo-hacer-para-eliminar-los-sabanones/

     

    Leave a reply →